El líder que no tenía cargo- Robin Sharma

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 

 

El líder que no tenía cargo se trata de un excelente libro de Robin Sharma, el cual a través de una fábula crea una enseñanza reflexiva con el fin de invitar a ejercer liderazgo desde cualquier posición en la que te encuentres. Sin importar si estás en el puesto más bajo o alto de tu organización, si eres dueño de tu propio negocio, empleado por cuenta propia, si eres padre o madre, Robin nos hace reflexionar sobre la importancia de utilizar las características del líder en todo momento y circunstancia.

 

La fábula relata la vida de Black, un joven que sufrió mucho con la muerte de sus padres, para olvidar sus problemas decide participar en la guerra, sin embargo al regresar a su día a día se da cuenta de que se siente aun peor de cómo se fue debido a que a pesar de que sirvió a su país e hizo lo mejor que pudo, también vivió experiencias difíciles propias de la guerra.

En esas circunstancias conoce a Tommy Flinn, un personaje particular que llevaba su cabellera desordenada como la del científico Albert Einstein, un pañuelo de Mickey Mouse y un reloj de Bob Esponja. Este extraño hombre inesperadamente sirve de guía para encaminar la vida de Black convirtiéndose en su mentor.

Flinn, junto con cuatro maestros; Anna, Ty Boyd, Jackson Chan y Jet; le enseñan filosofías para el trabajo y para la vida que cualquier persona, de cualquier edad y en cualquier punto del mundo puede aplicar en todo momento con el fin de alcanzar el éxito.
De estas destaca una denominada “LSC” o “Liderar Sin Cargo” la cual nos plantea una nueva forma de abordar el liderazgo que se basa exclusivamente en la influencia y en hacer lo mejor y máximo posible en cada situación, también llamado auto-liderazgo, está basada en cuatro fundamentos:

  • No hace falta tener un cargo para ser líder.
  • Las épocas turbulentas crean grandes líderes.
  • Cuanto más profundas sean tus relaciones, más fuerte será tu liderazgo.
  • Para ser un gran líder, primero hay que ser una gran persona.

El libro te enseña que el éxito y el liderazgo te pertenecen por derecho, simplemente por haber nacido ya está en cada uno ponerlo en práctica y desarrollarlo, desde cualquier punto de vista y en cualquier situación puedes hacerlo, pues desde el cargo más insignificante hasta el cargo más significativo puedes liderar ya que todos los humanos tenemos las mismas capacidades fundamentales.
Robin Sharma, a través de Tommy explica que se debe dejar de ser víctima para ser un gran líder lo que automáticamente hace que Black recuerde su época de soldado pensando que siempre se estuvo quejando, siendo la víctima y entonces empezó a ver aquellos eventos como una ayuda para fortalecerse como persona.