Blog With Right Sidebar

El cambio debe ser para mejor// @parateysigue

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Hay millones de habitantes en el mundo con cualidades y caminos diferentes. En el parque, en el supermercado, en la calle, en el banco... Cada uno en su espacio empieza a diario su propia rutina. Se topan con amigos y hasta llegan a conocer a otras personas, pero ¿en todas podemos confiar? Hoy reflexionaremos sobre esta interesante pregunta y para ello, les hablaré desde mi propia experiencia.

 

 

Desde que tengo uso de razón he estado nutriéndome de información constantemente, pero no hay un día en que no me sorprenda.Hace algunos años (cuando estaba más joven jajaja) empecé a darme cuenta de que en la vida no todo es felicidad.Hay momentos de nostalgia, desilusión y tristeza, pero hasta de ellos puedes aprender si tú te lo propones.

Enfrenté días muy duros. Cuando intentaba relacionarme con alguien la interacción no duraba ni cinco minutos.Donde tenía más oportunidades para compartir con chicos de mi edad era en los partidos de fútbol, pero tenía que conformarme con verlos correr, meter goles y trabajar en equipo, siempre como un espectador porque era lo que mi condición física y mis “compañeros” me permitían. 

Recuerdo una oportunidad en la que el profesor de Educación Física me invitó a entrar al campo de juego. Estaba tan contento, que ese día hice la asistencia a otro compañero que metió un excelente gol.Después de eso las cosas fueron cambiando y me fui dando cuenta de que para conocer realmente a alguien debemos ver sus acciones, reconociendo que cada individuo tiene defectos que puede cambiar.

Hace poco un compañero venezolano, residenciado en Panamá, llamado Luis Rodolfo, me prestó un libro titulado “Surgiendo como el ave fénix” y al terminar su lectura, pensé que los seres humanos podemos ser como esa ave y surgir de las cenizas para convertirnos en mejores personas. Lo que me cuesta entender, es que haya gente se transforma hacia lo negativo,llenando su corazón de maldad, egoísmo e intolerancia. Ese no es el camino. Por eso rezo para que cada persona renazca con la misma humildad, y así pueda demostrar la esencia de su origen y de su corazón.